• Registro de facturas emitidas y recibidas.
  • Registro de tesorería.
  • Análisis detallado de clientes y proveedores.
  • Análisis de los distintos ratios contables detallando la situación de la empresa (liquidez, tesorería, solvencia, etc.).
  • Actualización de contabilidades atrasadas.
  • Asesoramiento integral y formación del personal de la empresa.
  • Confección de los libros oficiales de contabilidad.
  • Balance de situación.
  • Balance de sumas y saldos.
  • Gestión de la cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Estudio comparativo de la cuenta de resultados.
  • Análisis económico comparativo de la plantilla.
  • Análisis comparativo de la rentabilidad de los fondos propios